Rostros

Roberto Izquierdo: “En la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios he encontrado mi sitio”

Este burgalés de 40 años lleva toda una vida ligado a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. Desde que naciera en el Hospital San Juan de Dios de Burgos hasta su labor actual como coordinador de Enfermería de la Clínica Nuestra Señora de La Paz, ha dedicado su historia profesional e incluso su vida personal a ayudar a los demás siguiendo siempre el ejemplo de aquel portugués llamado Juan de Dios.

Raquel Lozano

Dos de las características que definen a Roberto Izquierdo son su disposición y buena voluntad. Uno de los profesionales más atentos que existen en la clínica Nuestra Señora de La Paz, siempre pendiente de que todo esté de la mejor manera posible. Este enfermero que comenzó sus estudios y que pocos meses después de finalizarla comenzó a trabajar en el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos, es uno de los máximos exponentes de la obra hospitalaria.

Orgulloso de lo que es y de dónde pertenece, Roberto reconoce que “sin apenas darte cuenta acabas incorporando a tu vida y tu trabajo la filosofía, la compasión por el que sufre y los valores de la Orden”. Una de las cosas que más le ha “calado” es “el amor por el prójimo, la defensa de la dignidad humana y que el paciente es lo más importante, el Centro  de nuestra atención”.  Además, reconoce que los valores de la Orden Hospitalaria le permiten “prestar una atención humanizada, con la calidad que merecen nuestros residentes. Ellos tienen que ser el centro de nuestros cuidados y rodear esos cuidados de los cinco valores de la institución: responsabilidad, calidad, respeto, espiritualidad y el valor que lo engloba todo, la  Hospitalidad”. Nadie como este coordinador de Enfermería para transmitir la seña de identidad de un modelo asistencial que, como él mismo destaca “nos obliga a dar lo mejor de nosotros,  a esforzarnos,  a ser innovadores, a reciclarnos para estar al día y poder prestar la mejor atención posible”.

Desde que en 2015 asumiera la coordinación de Enfermería de la clínica, Roberto Izquierdo ha trabajado, aún más si cabe, en conseguir que los centros de la Orden “sean referencia mundial en la atención al paciente y reconocidos por su excelencia en el tratamiento, la innovación, la docencia y la investigación”, un deseo que marca su trabajo día a día.

Su futuro lo ve ligado a la institución. “He encontrado mi sitio”, afirma. “Lo que te devuelve el paciente, su agradecimiento, su cariño, no se puede definir con palabras”. Agradecido siempre, Roberto recuerda con cariño a todos y cada uno de sus pacientes y familiares, a los compañeros, equipos y direcciones y, por supuesto, a los Hermanos de San Juan de Dios. Sin olvidarse nunca de su etapa en el área de discapacidad del centro de Ciempozuelos. “A todos, deciros, que os debo mucho”.

 

Una vida ligada a la Orden Hospitalaria

1997-2000: cursa sus estudios de Enfermería en la Escuela Universitaria de Enfermería “San Juan de Dios”, Universidad Pontificia Comillas.

Octubre 2000: comienza a trabajar en el Centro de San Juan de Dios de Ciempozuelos como enfermero de fines de semana.

Diciembre 2000-2005: Unidad 11 Beato Juan Jesús Adradas.

Diciembre 2005: coordinador de Enfermería de las unidades I y XII del Área de  Personas con Discapacidad Intelectual. Durante este tiempo se abrió la Unidad de Discapacidad Intelectual y Graves Trastornos de Conducta y la Unidad Externa, además de coordinar tiempo después la Unidad 5 San Rafael.

Junio 2015: coordinador de Enfermería de la Clínica Nuestra Señora de La Paz, en Madrid.