Rostros

Esther Arranz: “Intento aplicar los valores de la Orden en todos los aspectos de mi vida”

Esther Arranz lleva más de 31 años trabajando en el área de administración de la Clínica Nuestra Señora de La Paz, formando parte de una institución a la que admira por sus valores y su buen hacer con el más vulnerable.

Raquel Lozano Parra

“Todo lo que soy como trabajadora y también como persona me lo ha aportado la Orden”, señala Esther. “Intento seguir los valores y principios de la institución, ya que los hermanos de San Juan de Dios han estado siempre muy presentes en mi vida”, indica. Destaca la Hospitalidad con el paciente y sus familias, y la caridad, por esa cercanía humana de los hermanos, el respeto, la empatía y su gran capacidad de trabajo, entre otros.

Esther ha vivido una gran evolución en la forma de trabajar de la clínica pero la cercanía de los hermanos se mantiene intacta. “Ellos siempre tienen su despacho abierto, siempre tienen un hueco para todos. Han sabido escucharnos a cada uno una buena manera de resolver los problemas que todos debemos aprender”, dice.

También ha encontrado en los hermanos de San Juan de Dios un gran apoyo en momentos difíciles, como fue el fallecimiento de su padre. “De ellos también he aprendido a tratar a la gente. El trato con el enfermo y las familias ha sido algo especial en la clínica”, cuenta. Esto es algo que intenta trasladar en su día a día con las gestiones administrativas, intentando ayudar a los usuarios y sus familias con los trámites burocráticos. 

“Los valores de la Orden están siempre presentes en mí e intento aplicarlos en todos los actos de mi vida”, afirma Esther.