Rostros

Ciriaco Nuin O.H.:“La unificación será un nuevo resurgir de lo esencial: la Hospitalidad”

Raquel Lozano

 

Este 2021, el hermano Ciriaco Nuin celebrará los 75 años de profesión religiosa. Toda una vida dedicada a la Orden Hospitalaria desde que en el año 1946 empezara a trabajar con los enfermos en Sant Boi mientras que, en paralelo, estudiaba para ser ayudante técnico sanitario.

 

Ciriaco Nuin O.H. sentía que estaba destinado a algo superior en su vida. Se acercó a los ejercicios espirituales y empezó a sentir la llamada, quería ser religioso. Con 25 años ingresó en la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

 

Su trayectoria de servicio a la Orden se ha centrado en la animación de las comunidades como superior, maestro de escolásticos, consejero provincial y dos trienios de provincial. Terminado el provincialato en el año 1971 fue enviado a México, donde ejerció la misión de delegado provincial y superior en varias casas. En 1988 volvió a la provincia de Aragón y hasta el año 2020 desarrolló su labor en las casas de Valencia y, principalmente, en la Curia provincial. “Desde el 2020 me encuentro asistido en nuestra residencia de hermanos en Zaragoza, donde he cumplido mis 100 años de edad”, explica.

 

Una trayectoria tan amplia hacen de él una persona con gran perspectiva en los asuntos de la Orden, como es el caso de la unificación. En su opinión, a veces las circunstancias obligan a reorganizarse. “Actualmente lo veo completamente necesario”, pero insiste en la necesidad de acertar bien la orientación que se dé a dicha unión de provincias.

 

Considera que esta unificación tendrá como principales ventajas la reducción burocrática en la gestión, organización y personal, aunque es necesario algo de tiempo para consolidar el nuevo enfoque.

 

Su mayor deseo es que la nueva organización sea una ocasión para un nuevo futuro. “Un nuevo resurgir en lo esencial: en la hospitalidad”, aclara.