Jesús Etayo O.H. agradece el reconocimiento e invita a sumarse a la ‘Cultura de la hospitalidad’

“El Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2015 y otros que hemos recibido últimamente son un reconocimiento a nuestra misión, que agradecemos profundamente, porque expresan que el servicio que ofrecemos continúa siendo una respuesta válida y actual a nuestra sociedad.

Pero sobre todo es un premio que pertenece a las personas enfermas y sus familias, a los pobres y necesitados a las que nos debemos y que son el centro de nuestros intereses. Pertenece también a todos los Hermanos, Colaboradores y Voluntarios que cada día y en cualquier lugar del mundo se desviven por acoger, asistir y practicar la Hospitalidad con las personas que sufren y llegan a nosotros.

Más allá de la alegría por el reconocimiento que significan, los premios, y especialmente el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2015, es una llamada a toda nuestra Familia de San Juan de Dios a empeñarmos más cada día por responder fielmente a nuestra misión, mejorando más nuestro servicio y haciéndolo cada vez más accesible.

Reitero mi agradecimiento a la Fundación Princesa de Asturias, al Gobierno del Principado de Asturias, a la Junta General del Principado de Asturias y a todo el pueblo asturiano, por su Hospitalidad con todos nosotros acogiéndonos en su propia casa y por la Hospitalidad que siempre tienen con la Orden en esta hermosa tierra. Muchas gracias.

Y les invito sumarse a la cultura de la Hospitalidad, un valor que es evangélico, pero también lo es humano y universal, donde todos los seres humanos y todas las culturas podemos converger para construir una sociedad más justa y más fraterna, donde no haya excluidos y todos los seres humanos sean respetados en su dignidad”.

Las muestras de cariño no dejan de llegar

El premio a San Juan de Dios ha vuelto a poner de manifiesto el aprecio que por la labor de la Orden Hospitalaria tienen entidades, personalidades y ciudadanos anónimos de todo el mundo.

Desde que se conociera la noticia, se han recogido cientos de felicitaciones llegadas desde todos los lugares y sectores, muchas de ellas trasladadas a través de las redes sociales, que durante estas últimas semanas se han convertido en fiel testigo del amor y solidaridad que se mantiene entre esta gran comunidad que forman la personas que trabajan, colaboran o, simplemente, sienten un profundo afecto por San Juan de Dios

Gracias a todas ellas por su apoyo constante y por sus muestras de cariño.