Carisma

El carisma hospitalario de la Orden es el don del Espíritu que hace que los hermanos se den por completo a los pobres y a los necesitados.

San Juan de Dios inicia en Granada, hace casi 500 años, una cultura de hospitalidad vivida en su carne con una fuerza arrolladora y trasmitida hacia los continuadores de su obra con pasión.  Esta hospitalidad será, desde entonces y hasta ahora, misericordiosa, solidaria, una hospitalidad de comunión, creativa, integral, reconciliante, generadora de voluntariado y colaboradores y profética.