“Los hermanos nos dedicamos a vivir la atención directa a los enfermos”

El 8 de octubre la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios lanza el vídeo ‘¿Son hermanos o sacerdotes?’, que pretende explicar los diferentes enfoques de la vida religiosa en la institución.

Los religiosos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios pueden ser hermanos o sacerdotes, “mayoritariamente, hermanos porque somos una Orden no clerical”, explica el hermano José Miguel Valdés en el vídeo ‘¿Son hermanos o sacerdotes?’, que se estrena el próximo 8 de octubre dentro de la campaña audiovisual #SerHermano.

Son hermanos o sacerdotes

La institución, principalmente está formada por hermanos, aunque también dispone de “hermanos sacerdotes a título de hospitalidad”, aclara el Superior Provincial, José Antonio Soria O.H.

Los sacerdotes se dedican “a los sacramentos, la eucaristía, incluso al acompañamiento de los enfermos de una manera más concreta y espiritual; y los hermanos nos dedicamos a vivir la otra dimensión del carisma: la atención directa a los enfermos, el apoyo en la gestión de los centros”, explica Guillermo García O.H.

El hermano Isidoro de Santiago destaca que, la diferencia principal es que los hermanos se encargan de la atención expresa al enfermo, mientras que los sacerdotes se dedican principalmente a los temas pastorales y litúrgicos.

Se trata pues, de una Orden en la que la vida religiosa puede enfocarse desde distintos puntos de vista y abordaje, teniendo como premisa que todos son hermanos y, a partir de ahí, pueden dedicarse al ministerio sacerdotal, atendiendo a la labor evangelizadora desde esa perspectiva, siempre con el enfermo y sus familias como centro de todo; o bien dedicarse al servicio y la atención directa a las personas más vulnerables, muchas veces desde su condición de enfermeros, médicos, psicólogos o trabajadores sociales. Todos de igual modo se sienten comprometidos en la Misión: anunciar la Buena Nueva del Evangelio de Jesús.