El hermano Miguel Martín Calderón regresa como Superior a los centros de Tenerife

El nuevo Superior conoce la realidad y necesidades de usuarios y pacientes del hospital y el centro psicopedagógico gracias a su experiencia en el mismo cargo hace ahora ocho años.

El hermano Miguel Martín Calderón regresa al Hospital y Centro Psicopedagógico San Juan de Dios de Tenerife como superior, después de haber desempeñado esta misma función entre 2007 y 2010.

Desde hace pocas semanas, este hermano, nacido en Arahal (Sevilla) hace 74 años, convive ya con profesionales, pacientes y usuarios tinerfeños en los dos centros, y asegura que “en esta ocasión juego con ventaja, ya que fui Superior de estos centros en el trienio 2007 al 2010. Aunque los dos centros han evolucionado mucho y han mejorado su proyecto asistencial, siempre es una ventaja haber compartido el trabajo con muchos de los profesionales que siguen comprometidos con la mejora de la asistencia, y eso hace que la incorporación ahora sea más fácil”.

El hermano Miguel es Diplomado en Enfermería y se especializó en Análisis Clínicos y en Psiquiatría. Realizó en Sevilla el máster de Cuidados Paliativos y, en la actualidad, está finalizando un diploma de Estudios Canarios en la Universidad de Las Palmas.

Desde que a sus 24 años hiciera su profesión en Málaga, el hermano Miguel ha ocupado distintos puestos en el gobierno de los centros y de la Provincia Bética, llegando a ser Superior Provincial entre 1986 y 1992, además de consejero Provincial, presidente del Secretariado Interprovincial, Superior de diferentes centros de la Provincia, director de enfermería, etc.

En los cuatro últimos años, el Hermano Miguel, ha trabajado como miembro de la Obra Social, en la Ciudad de San Juan de Dios, de Las Palmas, recibiendo, clasificando y distribuyendo las donaciones que se reciben a diario en aquel centro. “Cualquier realidad de las que atiende la Orden marca, pero cuando se trata de niños, te marca mucho más y te hace sentir mucho más solidario con esas personas que necesitan tu ayuda”, explica el hermano Martín Calderón.

Fue allí, en Las Palmas de Gran Canaria, donde el año pasado celebró sus bodas de oro como hermano de la Orden Hospitalaria, cincuenta años al servicio de los que más lo necesitan gracias a su vocación hospitalaria procedente de los ejemplos que veía, de pequeño, en los hermanos de Ciempozuelos y a los principios que el Padre Fernando Lorente sembró en los muchachos que estaban en la Escolanía de Ciempozuelos.

Por su parte, el director gerente del hospital y centro psicopedagógico, Juan Manuel de León ha expresado la ilusión de todo el Comité de Dirección por el nombramiento del hermano Miguel Martín como Superior de los centros de Tenerife. "Su retorno, ocho años después, como Superior de las casas de Tenerife, nos produce una alegría similar a la de recibir a un miembro de la familia que vuelve de viaje; ese efecto entrañable de familiaridad, esa necesidad de contarle lo que ha pasado en estos ocho años, de actualizar las vivencias, los acontecimientos más importantes que han ocurrido en su ausencia. En estos ocho años, tanto el hospital como el centro psicopedagógico, han crecido, como crecen los niños, en tamaño y en madurez. Nos enorgullece mostrarle los avances conseguidos, contarle también los momentos de apuro por los que hemos pasado, y los proyectos de futuro”, explica el director.