La Orden concede su máxima distinción a las hermanas Hijas de María Madre de la Iglesia

Las Hermanas de María han recibido la Carta de Hermandad, el reconocimiento que la Orden Hospitalaria entrega a personas o instituciones a las que, por su cercanía y compromiso, consideran Hermanos. Ver más imágenes en Flickr.

El Superior de la Provincia Bética, el hermano José Antonio Soria, entregó el pasado domingo día 28 de octubre a la Congregación de las Hijas de María Madre de la Iglesia la Carta de Hermandad, la máxima distinción que la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios concede.

El acto tuvo lugar en la Capilla del Hospital San Juan de Dios Tenerife y contó con la participación del obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, la Comunidad de Hermanos, el comité de dirección y colaboradores del Centro, así como con una numerosa representación de hermanas de la Congregación.

El Hermano José Antonio Soria O.H. explicó que la entrega de esta distinción se les concede a las Hijas de María Madre de la Iglesia por la labor realizada en el Hospital San Juan de Dios de Tenerife durante 50 años que hace que llegó la primera Comunidad. Durante todo este tiempo las hermanas realizaron una labor de entrega y generosidad con los enfermos, la comunidad de hermanos y con todo el personal del Centro. El Superior Provincial añadió que esta concesión ha de servir “para que este vínculo que hemos mantenido durante 50 años, con su presencia en esta casa, incluso ahora en la distancia física se renueve y fortalezca. Y este es un motivo de alegría para nosotros, porque seguimos cumpliendo con lo que nuestro Fundador ha conseguido transmitir a lo largo de los siglos: hacer de ésta una familia cada vez más amplia, más inclusiva, la familia de la Hospitalidad”.

En palabras del Superior de la Orden en Tenerife, Miguel Martín Calderón, las hermanas siempre han sido un referente de la manifestación del carisma de la Hospitalidad y de los valores de la Orden Hospitalaria y se merecen este reconocimiento por parte de nuestra institución. “Felicitamos a todas las Hermanas que pasaron por nuestro Hospital y que ya forman parte de nuestra gran Familia Hospitalaria”.