Noticias

Traductor

Spanish English French German Italian Portuguese
12/11/2019 - 07:17 General

El programa forma parte del Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos, actividad implantada en numerosos hospitales de España.

La aparición y propagación de las infecciones causadas por bacterias que son resistentes al tratamiento con antibióticos constituye una de las amenazas más graves a los que se enfrenta la salud pública y supone uno de los retos más importantes para la medicina moderna. El aumento de la resistencia a los antibióticos se debe a diversos factores, pero el uso inapropiado e indiscriminado de estos medicamentos es uno de los que más contribuye a la aparición de este fenómeno, que causa un gran impacto clínico, epidemiológico y microbiológico. Este problema adquiere un especial interés en los centros hospitalarios, donde se concentran los enfermos más susceptibles y las infecciones más graves.

La Comisión de Infecciones del Hospital San Juan de Dios, realiza diversas actividades en el control y vigilancia de las infecciones hospitalarias, como la participación en el estudio EPINE (estudio de prevalencia de las infecciones nosocomiales en España).

Como herramienta para mejorar la prescripción de antibióticos en el centro, se ha formado el equipo PROA, cuya finalidad principal es la optimización del uso de antibióticos en el centro.

Los objetivos del PROA son:
1) Mejorar los resultados clínicos de los pacientes con infecciones.
2) Minimizar los efectos adversos asociados a la utilización de los antimicrobianos.
3) Garantizar la administración de tratamien­tos coste-eficaces.

En el desempeño de su misión, el equipo PROA  trabaja conjuntamente con el médico prescriptor, formando un equipo multidisciplinar, para abordar el tratamiento de las infecciones. La indicación de antibióticos es un proceso de toma de decisiones en el que se debe integrar información clínica, epidemiológica, farmacológica y microbiológica. El equipo PROA actúa identificando prescripciones potencialmente optimizables mediante siste­mas de alerta basados en eventos relacionados con la prescripción, con los datos microbiológicos y/o los datos clínicos, y realizando recomendaciones. A lo largo de 2019, las recomendaciones más frecuentes han sido la suspensión del tratamiento y el cambio  de vía intravenosa a vía oral.
Una de las actividades más importantes es la elaboración de guías clínicas adaptadas a las necesidades concretas del centro. A lo largo de 2019 se ha trabajado en la prevención y tratamiento de las infecciones de orina, infecciones respiratorias e infecciones quirúrgicas. Trabajando para afrontar el reto de las resistencias a los antimicrobianos.